,

Batería LIFEPAK CR2


Batería LIFEPAK CR2 para desfibriladores externos Physio-Control.

BATERÍA ORIGINAL PHYSIO-CONTROL (STRYKER)

265,00 IVA no incluido

La batería LIFEPAK CR2 es la batería original de recambio para la gama de desfibriladores externos automáticos (DEA) y semiautomáticos (DESA) LIFEPAK CR2 del fabricante americano Physio-Control.

Instrucciones batería LIFEPAK CR2 Physio-Control

La información detallada a continuación al respecto de la instalación y uso de la batería LIFEPAK CR2 Physio-Control son instrucciones importantes que recomienda el fabricante para maximizar su rendimiento y ciclo de vida.

Al comprar batería LIFEPAK CR2 Physio-Control debe saber que está adquiriendo una batería NO recargable, por lo que no debe nunca intentar su recarga.

Una batería LIFEPAK CR2 proporciona unos 900 minutos de tiempo de actividad o 166 descargas a 200 Julios, aproximadamente.

Hay que tener en cuenta que la capacidad de la batería disminuye mientras está instalada en el equipo de desfibrilación externa.

Esto es debido a la frecuencia de autodescarga normal y a la energía utilizada por las autocomprobaciones periódicas del equipo.

Si se instala una batería nueva en el desfibrilador y éste no se usa (en modo espera o «stand by«), la vida útil de la batería es de hasta 4 años.

Como en todas las baterías para desfibriladores externos automáticos (DEA) y desfibriladores externos semiautomáticos (DESA) la fecha de fabricación está impresa en la etiqueta que incorpora la batería LIFEPAK CR2 Physio-Control.

Después de comprar la batería LIFEPAK CR2 ésta se debe instalar en el plazo de 1 año a partir de la fecha impresa en la etiqueta para obtener los 4 años de la vida útil de la misma.

La vida de servicio máxima de la batería es la fecha de caducidad que se muestra en dicha etiqueta (5 años después de la fecha de fabricación) o 4 años después de la fecha de instalación en el desfibrilador, lo que se dé antes.

Instalación, extracción e inspección de la batería LIFEPAK CR2

La extracción, inspección o instalación de la batería debe realizarse tal y como se indica en las instrucciones de uso de los desfibriladores LIFEPAK CR2.

Sustitución de la batería

El fabricante Physio-Control recomienda sustituir la batería cada 4 años, si no se utiliza el desfibrilador automático ante un caso real de parada cardiorrespiratoria de alguna persona.

En caso de uso del equipo es posible que la batería tenga que reemplazarse antes.

Si el símbolo de estado del desfibrilador no parpadea, se puede deber a que la batería tenga poca carga.

Para comprobar el estado de la batería se deben mantener pulsados, al mismo tiempo, los botones de IDIOMA y MODO PEDIÁTRICO durante 2 segundos. En cuanto escuche la locución «SUSTITUYA LA BATERÍA» o no escuche nada, habrá que sustituir la batería.

La batería debe sustituirse ante las siguientes situaciones:

  • La carcasa de la batería presenta daños (grietas, bornes rotos,…)
  • La batería presenta fugas.

Se deben desechar las baterías usadas tan pronto como sea posible, y se deben mantener siempre, fuera del alcance de los niños.

Reciclaje de la batería

Cuando la batería LIFEPAK CR2 haya llegado al final de su vida útil, se debe reciclar según la normativa nacional y local aplicable.

Especificaciones Batería LIFEPAK CR2 Physio-Control

  • Tipo: Litio – dióxido de manganeso (Li/MnO2).
  • Voltaje: 12,0 V.
  • Capacidad: 4,7 Ah. 55,8Wh
  • Duración en espera: 4 años.
  • Peso: 300 gramos.
  • Temperatura de funcionamiento: 0 a 50 ºC.
  • Temperatura de almacenamiento prolongado: 15º a 35ºC.
  • Temperatura de transporte: -30º a 60ºC durante 1 semana como máximo.
  • Humedad relativa: 5 a 95% sin condensación.

Advertencias

  • Posibilidad de explosión, incendio o gas nocivo.

Si se intenta recargar una batería no recargable, como es el caso de la batería LIFEPAK CR2 Physio-Control, pueda dar lugar a una explosión o un incendio, o se puede liberar gas nocivo. Por eso se recomienda deshacerse de las baterías agotadas o caducadas (siempre y cuando no sean recargables), como se describe a continuación.

  • Posibilidad de incendio, explosión y quemaduras.

No desmontar, perforar, comprimir, calentar a más de 100ºC ni incinere la batería.

  • Riesgo para la seguridad y daños posibles a los equipos desfibriladores LIFEPAK CR2.

Las baterías dañadas pueden tener fugas y causar lesiones personales o daños en el desfibrilador externo automático LIFEPAK CR2 Physio-Control.

Manipule siempre las baterías dañadas o con fugas extremando las precauciones.

  • Posibilidad de pérdida de energía y demora del tratamiento durante la atención de la víctima.

El uso para alimentar un desfibrilador de una batería manipulada de forma incorrecta puede causar un fallo de alimentación sin advertencia previa alguna.

Se recomienda seguir estas instrucciones, indicadas por el fabricante, para conservar la batería de una forma apropiada.

  • Posible fallo del desfibrilador.

No modifique, en ningún caso, la batería LIFEPAK CR2.

Precauciones

  • Posibles daños en la batería.

El cortocircuito entre los diferentes contactos de la batería pueda causar un incendio o dañar la batería.

No transporte la batería donde algún objeto metálico pueda producir una conexión entre los contactos de la batería.

Compra batería LIFEPAK CR2 Physio-Control STRYKER

Si tiene alguna duda al comprar batería LIFEPAK CR2 Physio-Control Stryker, contacte con nuestro departamento comercial. Estaremos encantados de ayudarle en la compra de baterías para sus equipos de desfibrilación externa.

SKU: 11141-000163 Categorías: ,
Peso 0,30 kg